Tras el triunfo ante San Lorenzo que lo dejó como único líder de la Superliga, el Xeneize prepara una nueva semana de entrenamientos con la mente puesta en intensificar los trabajos de recuperación de Ramón Wanchope Ábila, a quien le queda muy poco.

La idea es que el delantero de Boca comience a entrenarse a la par del grupo para ver cómo responde y determinar si ya es momento de dar lugar a su regreso a los terrenos de juego. De no ser así, las chances de que Ramón esté en la ida ante River, se perderían, aunque esto último es poco probable.

En el cuerpo médico del conjunto de La Ribera aseguran que el ex Huracán estaría en condiciones de, al menos, ocupar un lugar en el banco de suplentes el próximo sábado, cuando Boca reciba a Newell’s. Tras el cruce ante la Lepra, comenzará una nueva historia copera ante River, al cual esperan destronar estos años constantes de gloria eterna.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí