En el marco de la quinta fecha de la Liga española, Barcelona cayó 2-0 ante Granada en condición de visitante en lo que fue una mala performance de los dirigidos por Ernesto Valverde. Ramón Azeez y Álvaro Vadillo marcaron los goles del conjunto Andaluz y Lionel Messi, quien arrancó el partido sentado en el banco de suplentes, ingresó en la segunda parte y poco pudo hacer para revertir la situación.

El arranque del partido no fue lo esperado por Barcelona, de movida, a los 2’, Granada se encontró con gol que nació desde un envío largo desde su arquero, el cual forzó el error de Junior Firpo, el cual permitió el desborde de Antonio Puertas para rematar al arco, que la pelota se desvíe en Lenglet y el nigeriano Ramón Azeez entre por atrás de todos y empuje la pelota con la cabeza para poner el 1-0 parcial en Andalucía.

Ante esta situación adversa, los de Ernesto Valverde se hicieron cargo del partido, pero presentó los mismos problemas que hasta ahora en el arranque de la liga siendo un equipo impreciso, falto de confianza y por momentos poco solvente a la hora de resolver jugadas.

Ya en el complemento, el entrenador Culé movió las fichas y puso a Lionel Messi en lugar del juvenil Carles Pérez y también la joya Ansu Fati reemplazó al trágico Firpo para intentar revertir la imagen mostrada en la primera parte. No obstante, el segundo golpazo no tardó en llegar…

A los 64’ hubo una jugada dudosa dentro del área donde todo el Granada reclamó una mano de Arturo Vidal al borde del área chica defendida por Ter Stegen y el VAR se hizo presente comunicándolo al árbitro para que este vaya a revisar la jugada y finalmente sancione penal para los locales. Así es como Álvaro Vadillo, hombre que había ingresado instantes previos, lo cambió por gol y puso el jaque al Barsa que tenía expectativas de poder empatar y hasta dar vuelta el partido.

Con la figura máxima de Messi liderado todas las acciones de los catalanes, pocas ideas fueron las que se le cayeron a la Pulga y a sus compañeros que se vieron consternados por el escenario en el que se les presentó el compromiso frente a un Granada que fue contundente y a la hora de defender lo hizo de manera impecable para quedarse con tres puntos de oro y llenar de dudas a un Barcelona que con figuras como Antoine Griezmann, Luis Suárez y el mismísimo Messi, no termina de arrancar en La Liga.

Con esta derrota, alcanzó la segunda en cinco fechas y en la siguiente jornada deberá recibir a al Villarreal donde intentará la situación y el momento para volver a transmitir la confianza que supo dar en la temporada pasada cuando se consagró campeón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí