Por la segunda fecha de la Premier League, el Manchester United visitó al Wolverhampton en el Molineux Stadium. En el debut, los Diablos golearon al Chelsea y los locales tuvieron un empate. En el visitante, Sergio Romero estuvo en el banco de suplentes y Marcos Rojo no fue convocado.

El primer tiempo fue estático con pocas situaciones de peligro en ambos arcos. De todas formas, hubo lugar para que el marcador no se quede en blanco.

Anthony Martial fue el delantero indicado para que el Manchester se vaya al entretiempo con la ventaja. El francés culminó una linda jugada colectiva rápida que se originó por la izquierda y se trabajó por la banda izquierda.

En el complemento, el partido tomo muchísimo color con situaciones que maquillaron el marcador y con posibilidades cercanas a cambiar su apariencia.

El Wolverhampton se redimió del gol en su contra con un verdadero golazo de Rubén Neves, quien recibió en la puerta del area para perfilarse con su derecha y colgarla la pelota abajo del travesaño. Hubo suspenso por una revisión de la tecnología, pero el árbitro Jonathan Moss.

Más tarde, la sonrisa del local se borró cuando Moss decretó penal para el United por una infracción de Conor Coady sobre Paul Pogba. El mismo francés se encargó del tiro, pero la fuerte ejecución cruzada fue adivinada por el arquero Rui Patricio para que la felicidad vuelva a aparecer en los hinchas locales.

Desde aquí, el equipo de Ole Gunnar Solskjaer tomó las riendas en el campo rival mientras el Wolverhampton busco golpear de contra. Sin embargo, el empate persistió. En la próxima fecha, el United y el Wolverhampton recibirán al Crystal Palace y al Burnley, respectivamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí