Desde hace unos años, llamaba la atención un juvenil camerunés que llegó a entrenar con la primera división de Boca de la mano de Guillermo Barros Schelotto llamado Christian Mayo. Lamentablemente, por problemas en el corazón, el africano se vio obligado a dejar el fútbol por un buen tiempo.

A pesar del duro momento, Mayo mejoró en gran manera a los tratamientos realizados y en estos días se confirmó que podrá participar del futbol de manera profesional. El camerunés se sometió a dos estudios en Argentina en marzo y dos en su tierra un mes después para determinar el alta médica.

“Ya tengo el ok para volver”, fueron las palabras definitivas de Mayo a El Crack Deportivo, medio al que también agregó: “Estoy bien y de mi salud también. Fue un momento muy dificil, pero ahora hay que seguir viendo con mi representante (Marcelo Houseman) dónde me puedo meter”, afirmó con incógnita sobre su futuro profesional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí