En la previa del primer súperclásico por Copa Libertadores, Eduardo Salvio, salió del entrenamiento de Boca por una molestia en el mismo lugar de su anterior lesión.

Luego de esto, su madre, habló con el futbolista y confesó que se dijeron: “Quédate tranquila que no pasa nada” le dijo el futbolista.

Continuando con la conversación, la Tota puso en duda la presencia del futbolista en el encuentro: “Mi hijo está bien y sé que está concentrado, pero no sé si juega”.

A pesar de esto, se muestra confiada en que su hijo pueda estar en el partido: “Mi instinto maternal me dice que toto va a jugar un ratito” concluyó la madre del ex Benfíca en diálogo con Fox Sports Radio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí