Sebastián Beccacece no deja de adquirir malas noticias. Si su baja de presión, el calendario de la Conmebol y las injusticias del VAR no fueron mucho, pues ahora se le suma otra cuestión negativa. Pablo Hernández, titular en el equipo de Beccacece, sufrió una lesión ligamentaria y será operado. El Tucu quedará afuera de las canchas por aproximadamente, ocho meses.

El volante de 32 años, a base de esfuerzo y trabajo, venía obteniendo lo que el quería: sacar su mejor versión en Independiente. Lo venía logrando, ya que su presencia en la llave de octavos ante Universidad Católica terminó clasificando al Rojo a la siguiente ronda.

En el encuentro de ayer por la Copa Sudamericana ante Independiente del Valle, Hernández no pudo salir a disputar el complemento debido a una molestia en su rodilla. El departamento médico quedó preocupado ya que al momento de revisar la rodilla del volante, hacía movimientos extraños, lo cual comenzó a sospechar una lesión de ligamentos.

Y esta tarde surgió lo peor. Pablo Hernández se rompió el ligamento cruzado anterior y se quedará entre seis y ocho meses afuera de las canchas. Un futbolista que venía siendo el mejor del equipo de Beccacece. Para colmo, Independiente no podrá anotar a Lucas Romero en su reemplazo, para definir la clasificación en Quito a las semifinales, el próximo martes.

Artículo anteriorUn entredicho que puede salir caro
Artículo siguienteTentadora oferta por Neymar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí