En un encuentro trabado y con poco fútbol de posesión, los dirigidos por Coudet no mostraron su mejor versión y se vieron afectados por la presión alta del Granate.

 

“Tuvimos muy pocos momentos de buen fútbol. No le encontramos la vuelta, fue un rival duro en una cancha difícil. Hoy necesitábamos una victoria, jugar bien y no hicimos nada, nos vamos con las manos vacías” se lamentó el defensor sobre el rendimiento del equipo.

Te puede interesar: ¿Alejandro Domínguez es hincha de River?

Además de esto, asumió las responsabilidades por ser uno de los más experimentados del plantel: “Nada que reprocharle a los más chicos, la responsabilidad es siempre de nosotros los más grandes y nada, hay que seguir trabajando. Tenemos una final contra Tigre”.

Artículo anteriorCenturión estuvo en la cancha de Lanús y habló de su futuro
Artículo siguienteComienzo turbulento en las elecciones de Boca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí