Una nueva edición del Superclásico se llevó a cabo en el monumental luego de la final que vimos hace poco en Madrid por la Copa Libertadores. Pero el espectáculo no fue el que se imaginaba.

El Xeneize no jugó bien, por momentos renunció a la pelota y se refugió atrás, que llevó a estallar de bronca a todos los simpatizantes que llenaron el Monumental. Mirá:

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí