Otra de las historias que dejó la jornada del domingo fue la de Lucas Villalba, quien durante el partido frente a Boca se llevó una gran sorpresa. No, nada tuvo que ver con el resultado que consiguió Aldosivi en la Bombonera, que a pesar de la buena imagen dejada en el primer tiempo, se volvió con las manos vacías a Mar del Plata. Esto tuvo que ver con el gesto de un futbolista rival. Más precisamente, el hombre de la noche: Daniele De Rossi.

Cuando el partido estaba llegando a su final, el lateral del Tiburón pateó desde mitad de cancha y la pelota se metió adentro. Sin embargo, para desgracia del ex Huracán, justo en ese preciso momento el árbitro había decidió finalizar el encuentro. Fue allí donde Villalba cruzó palabras con el volante italiano, quien lo felicitó por el gran remate. ¿Conclusión? Le pidió la camiseta. A lo que el “Tano” accedió.

Tras el cotejo, el defensor subió una carta explicando lo sucedido a través de sus redes sociales,en donde, sobre el final, dejó una breve reflexión: “Más allá de lo que uno es, de tener esos valores, de no tener problema de cambiar una camiseta (y mirá que muchos con menos recorrido me han llegado a decir ‘no, fulano no cambia camiseta’). Seguro ni me conocía, pero me refiero al gesto”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí