La compra de Carlos Izquierdoz había parecido muy buena en un comienzo. Boca venía arrastrando deficiencias defensivas, y cuando Cali se acopló a la defensa, sus compañeros levantaron el nivel y, junto a Lisandro Magallán, lograron hacer una zaga bastante sólida. Lamentablemente, falló en los dos superclásicos frente a River por la final de la Copa Libertadores, y desde ese momento su nivel ha ido en baja.

Sumado al mal momento futbolístico de Izquierdoz, está el excelente nivel que viene mostrando Lisandro López, quien juega a su lado en la defensa y de Junior Alonso, el zaguero paraguayo que ingresa desde el banco. Es por eso que los dirigentes de Boca no verían con malos ojos buscarle una salida al Cali, dado que el Cruz Azul de México lo está buscando desde hace algunos meses.

Izquierdoz tiene un gran recuerdo de México. Antes de llegar a Boca, había jugado varios años en el Santos Laguna, y había logrado consolidarse como ídolo de la afición y levar la cinta de capitán. Decidió irse para buscar un desafío nuevo, con la camiseta de Boca Juniors, pero el resultado no terminó siendo el esperado. Cali podría volver en este mercado de pases al fútbol mexicano, para vestir la camiseta del Cruz Azul.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí