El venezolano Jan Hurtado está viviendo un sueño. Con apenas 19 años, el futbolista surgido de Deportivo Táchira que supo ser figura en el equipo del que hoy Diego Armando Maradona es técnico, llegó a Boca para suplir la ida de Darío Benedetto y, eventualmente, transformarse en recambio cada vez más frecuente para Gustavo Alfaro.

Lo favorece el roce en el fújtbol argentino: hasta le llegó a marcar un gol a los Xeneizes en la edición pasada de la Copa Argentina. Ese desparpajo que mostró en el Lobo es lo que buscará hacer en el equipo de la Ribera. Por lo pronto, ya ha disputado algunos partidos, entre ellos, encuentros de Copa Libertadores. Y se va fogueando para lo que se viene en octubre.

Fue el 9 titular ante River en el Monumental en la pasada fecha de la Superliga Argentina, pero con un rol intrascendente por el planteo táctico del equipo: casi no le llegó la pelota. Y si bien sabe que ese lugar está reservado para Wanchope Ábila, quien espera recuperarse de su lesión para las semifinales ante el Millonario, en cualquier momento podría ingresar.

Para aquello falta un mes. Mientras tanto, el parate de selecciones le dio la chance de jugar para el combinado venezolano, que mañana a las 22 enfrentará a Colombia en Estados Unidos. Allí, se pronunció sobre los clásicos coperos que se ven en el horizonte.

“El clásico va a estar muy rudo. Venimos motivados nosotros también”, comentó Hurtado al término del entrenamiento de su selección. “Los dos queremos ganarlo, vamos a lucharlo al máximo”, aseguró el joven, que sabe que, primero, debe representar a su país. Pero el Boca-River ya pica en punta.

Artículo anteriorRuggeri: “Con Klopp o Guardiola era imposible, con Maradona es posible”
Artículo siguienteAniversario y una nueva cargada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí