Por la séptima fecha de la Superliga Argentina, Huracán se impuso 1-0 ante Defensa y Justicia en condición de visitante y volvió a ganar luego de cuatro partidos sin conocer la cara de la victoria. El único tanto del partido lo marcó Rodrigo “Droopy” Gómez, de tiro libre. Carlos Araujo se fue expulsado en el Globo que en la próxima fecha deberá recibir a Atlético Tucumán en el Palacio Ducó. Defensa volvió a perder tras tres partidos invictos y en la próxima visitará a Vélez Sarsfield

En la primer parte del encuentro se vio una mejor versión de Defensa y Justicia quien estuvo más fino al a hora de trasladar la pelota y claro, al ser el local, la capitalizó como en la mayor parte de los partidos de esta Superliga Argentina. No osbante, la lucidez en los últimos metros de la cancha continúan siendo un problema, mientras que Huracán, con cuerpo técnico renovado con Néstor Apuzzo a la cabeza, asumió un rol complementario y llevó el partido sin arriesgar demasiado.

La jugada más clara de los primeros 45 minutos fue a los 27’ y para el dueño de casa donde Nicolás Fernández, Aliseda y Merlini le dieron color a una magnifica triangulación dentro del área grande que terminó en el remate de Nicolás Maná el cual se fue muy cerca del ángulo superior del arco defendido por Anthony Silva. La respuesta del Globo no se hizo esperar demasiado con un remate de media distancia de Mauro Bogado, pero este se fue muy por encima del travesaño.

Ya en el complemento, el sistema táctico defensivo que presentó Huracán en el primer tiempo se fue rompiendo con el protagonismo de Rodrigo Gómez, el más revoltoso del conjunto de Parque Patricios. Tal fue así que generó una infracción en el vértice izquierdo del área y se hizo cargo del tiro libre para poner el 1-0 con una definición magistral donde la pelota le dio un beso al palo y se metió para desatar el delirio de todo el equipo y de los hinchas Quemeros que se hicieron presentes en Florencio Varela.

Los minutos siguientes se vieron al equipo de Mariano Soso volcado en ataque buscando el gol del empate, pero los fantasmas de la falta de precisión y eficacia en la zona de definición se hicieron presentes y poco podo incomodar al arquero paraguayo de Huracán, quien con oficio y pese a la expulsión de Carlos Araujo a los 26’ del complemento, los de Apuzzo se replegaron de buena forma en la faz defensiva y se llevaron un triunfazo del Tito Tomaghello.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí