Gimnasia y Esgrima de La Plata

“Maradona ponía plata de su bolsillo para los premios en Gimnasia”

Pablo Velázquez, jugador de Banfield con pasado en el Lobo, reconoció como fue la llegada de Diego al equipo de La Plata.

El futbolista paraguayo Pablo Velázquez recordó cómo fue su paso por Gimnasia y Esgrima La Plata durante el 2019, año en el que llegó Diego Maradona para hacerse cargo de la Primera del Lobo. En esa línea, admitió que su llegada fue positiva, y, como si fuera poco, elogió al 10 al tildarlo de humilde y generoso.

“Maradona ponía premios de su bolsillo, entraba al vestuario ya con un bolsito lleno de dinero y nos trabajaba la cabeza antes de jugar. Hasta hubo partidos de Gimnasia que no ganamos y él ponía plata de su bolsillo como premio”, recordó el actual jugador de Banfield entrevistado por Futgol de Radio AM 970 de Paraguay.

Luego, su relato se centró en la intimidad del plantel: “Dentro del vestuario y en las practicas se entendía muy bien lo que Diego quería para los partidos. Él se acercaba para arengar y, por ejemplo, siempre a Víctor Ayala (su compatriota) le hacía practicar los centros, diciendo que era un arma que teníamos que usar”.

La llegada del 10 dio un cambio rotundo en el equipo: “Nosotros entrenábamos en Gimnasia y casi no había prensa, pero cuando llegó Diego se llenaba de periodistas. Fue movilizador. Hasta cuando íbamos a concentrar donde estaba la Selección Argentina, en Ezeiza, nos sorprendía como en el predio de la AFA abrían las puertas porque era Maradona”.

“Siempre él tenía dos relojes, también anillos y anteojos. Le decían ‘Diego, que lindo anillo’, y él respondía: ‘¿Te gusta?, tomá’, y se lo daba. Lo mismo hacía con sus relojes y anteojos si le pedían. Es muy generoso”, resaltó el exjugador de San Lorenzo, Cerro Porteño de Paraguay y Toluca de México, entre otros.

Vazquez contó el gran gesto que tuvo Maradona de poner plata de su bolsillo para ayudar a pagarle a los jugadores de Gimnasia

Otra de las particularidades que contó Velázquez sobre Pelusa fue su odio por dos números: “No le gustaban los chalecos verdes, el número 13 y el 17. Una vez nos mandó a llamar a un compañero y a mí para que no los usáramos y le dije que yo no lo había elegido. Después mandó a cambiar todos los chalecos”.

“Maradona les cambió la vida a todos. Nos sorprendía siempre. Yo me solía cepillar los dientes en el baño y un día aparecía Claudio Caniggia, al día siguiente Gabriel Batistuta, luego actores y demás. En una de esas aproveché y le pedí una foto al vocalista de la banda La Berisso (Rolando Sartorio)”, aseguró el delantero.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia