El Muñeco ya lo tenía entre ceja y ceja desde que llegó a River. En San Lorenzo tuvo un paso más que positivo, ganando un título (la Supercopa Argentina en 2016) y siendo titular en la mayor parte de su estadía en Boedo. Gallardo se interesó inmediatamente en sus servicios, pero se sumó una dificultad importante: el chileno decidió emigrar a Arabia Saudita para jugar en el Al-Ahli, y River veía imposible igualar el monto que los jeques le pusieron encima de la mesa. Allí, también se necesitaba un esfuerzo importante del jugador.

Se transformó en futbolista Millonario en este mercado de pases y ya es una pieza clave para el esquema. Si bien Paulo Díaz no figura aún entre los 11 de memoria que suele parar el entrenador ex Nacional, tiene muchas posibilidades de disputar el Superclásico de vuelta entre Boca y River en la Bombonera, por las semifinales de Copa Libertadores. Su aporte desde el juego y desde lo motivacional lo dejan bien parado para lo que será un duelo que necesita de futbolistas sin miedo y con una garra inconmensurable.

Sus grandes condiciones también hacen que suela ser convocado en la Selección Chilena. Tiene apenas 25 años, pero Díaz ha sabido participar con su país en la Copa Confederaciones 2017, las Eliminatorias hacia Rusia 2018 y la Copa América del presente año. En medio de los amistosos por la doble fecha FIFA, en los que Chile enfrentó a Colombia (fue igualdad 0-0), y en vistas al encuentro que disputará con Guinea este martes a las 13:00, el DT Reinaldo Rueda decidió liberarlo para que pueda retornar a la Argentina y prepararse para el gran partido. Los 90 minutos ante los cafeteros lo mantienen con rodaje y estará a disposición del Muñeco en las próximas horas.

Artículo anterior“Yo no soy hincha de Boca”
Artículo siguiente¿Vuelve a Alemania?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí