En el marco de la inauguración de la biblioteca de su escuela primera,, que llevará su nombre, Marcelo Gallardo se hizo presente allí mismo, 30 años después de haberla pisado por última vez. El Muñeco brindó una charla para los chicos, y contestó algunas preguntas. Trató de inspirar a los estudiantes a que cumplan sus sueños, habló de algunos gustos personales, y salió rápidamente de una pregunta un poco incómoda. Al final, se emocionó hablando de su familia, y con el recuerdo de su madre.

“Todavía estoy emocionado, desde que entré por esa puerta se me vinieron recuerdos muy lindos. Todas las emociones juntas, todavía estoy medio sensible. La última vez que entré fue hace 30 años”, comenzó Gallardo. Luego, trató de inspirar a los chicos de cara a su futuro: “Que nadie les quite los sueños de querer ir por lo que uno desea. Va a haber muchas trabas en el camino, mucho esfuerzo y no hay que renunciar. Es un largo camino. Practicar el deporte nos das la posibilidad de crecer sanamente, conocer amigos, formar grupos y amistades. Es lo lindo de jugar o hacer un deporte”.

Te puede interesar: Dura lesión de Manu Lanzini

Por otro lado, el Muñeco, relajado, contó cuáles son sus gustos favoritos de comida: “El mate, el asado, la pizza, las pastas y el helado de dulce de leche”. En la última pregunta, un chico le consultó si no era momento de dejar River, y probar suerte en otro lado, como en Boca. El DT Millonario, no hizo comentarios al respecto. Sobre el final, el Muñeco agradeció a todos los presentes, y cuando llegó el momento de su padre, sus hermanas, y recordar a su madre, se quebró y no pudo seguir adelante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí