Uno de los ejemplos de perseverancia en el futbol argentino se dio hace poco tiempo con Fernando Gago al firmar contrato con Vélez luego de superar una dificilísima lesión en diciembre del año pasado. Cuando parecía que se terminaba su carrera profesional, el volante se levantó de otro problema físico y volvió a las cancha gracias a Gabriel Heinze.

“La última fue rara. Fue el estar en diciembre operado, llevar navidad y año nuevo quieto. Otra vez pasar por un proceso de recuperación no tenía ganas. Enero pasó de la misma forma, no dormía a la noche con dolor pensando y después era como una rutina donde todo era negativo. Ni siquiera tenia ganas de recuperarme. Si se cura, se cura”, reveló Gago sobre el pesimismo y lo cerca que tocó el retiro.

También advirtió que el principal impulsor de su regreso fue su hijo, además de que venía de ser insistido por preparadores físicos: “Cuando pude empezar a hacer algo, toqué la pelota y ahí me entusiasmé un poquito más. Fue el detonante mi hijo Mateo de 6 años. Estábamos hablando y me dice ‘papi, ¿cuándo vas a volvé a jugar que quiero ir a la cancha?’ ‘papi quiero que juegues’. Ahí me plantee ‘me lo está pidiendo el enano, pero cómo hago’ porque no tenía las ganas”.

Además, recordó que la lesión contra Perú en las Eliminatorias de Rusia en La Bombonera lo marcó últimamente: “La del Mundial fue algo que hablé con el doctor y estaba dispuesto. Tuve una charla con (Jorge) Sampaoli y me dijo que si estaba bien tenia chances. Voy a hacer todo y probé, pero lamentablemente tuve una pequeña molestia en la rodilla que me atrasó el proceso de recuperación y me perdí el Mundial. No me importaba nada”.

Fue allí cuando se lamentó operarse para evitar esos dolores: “No tenía la solución, me tenia que operar, aunque no me aseguraba. Es una operación difícil. Cuando me rompo la segunda vez el Aquiles, me llegué a plantear operarme los dos. Pienso ‘ por qué no me operé ese día'”, sentenció en diálogo con Fox Sports.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí