Fútbol

"Nunca voy a curar el dolor de haber dejado la Selección"

Brian Sarmiento recordó la dura decisión de dejar la Selección Argentina Sub-17 para irse al Racing de Santander.
domingo, 21 de junio de 2020 · 12:32

Un jugador que, en silencio, tuvo una de sus mejores versiones en 2016, cuando jugaba para Banfield. Asimismo, lograba una repercusión increíble en las redes sociales, por lo que se convirtió en el futbolista influencer del año 2017. Cuando pasó a Newell's en julio de aquel año, todo cambió para él, ya nada volvió a ser lo mismo y decidió desaparecer por un largo tiempo. Pero las anécdotas no quedan ahí.

El volante que en el 2007 jugaba para la Selección Argentina Sub-17, debió tomar la dura decisión de irse a jugar a España por decisión de su familia. "Estuve muchos años enojado con mi papá, que es mi ídolo y lo amo. Yo no quería ir, pero sabía que era una forma de aliviarle la vida a mi familia. Sentí la presión para irme, después de muchos años lo hablé y me explicó lo que él sentía. Él laburaba de albañil, yo vivía en la pensión de Estudiantes y no tenía un mango cortado al medio", contó. 

En la misma línea, el jugador de 30 años, que milita en All Boys, agregó: "Me lo explicó a su manera, yo crecí bastante y le terminó dando un poco de razón, era una buena opción aunque no me hizo muy feliz. Yo estaba en la Sub 17 y jugábamos el Sudamericano en Bolivia, si no firmaba el contrato no me dejaban jugar, y Estudiantes me ofrecía 600 pesos por mes, mi representante y mi papá me decían que era una locura. Yo renunciaba a la Selección, para mí ese dolor fue increíble y nunca se me pudo curar, ese era mi enojo con mi papá. Después uno sabe que quiso lo mejor y lo amo con toda mi alma". 

En diálogo con Podemos Hablar, el ex jugador de Banfield y Newell's comentó la influencia de su padre en los inicios de su carrera: "Yo jugaba en el barrio y no quería ser futbolista, me iba bien en la escuela pero no me gustaba ponerme a estudiar. Mi viejo dijo 'vas a tener que laburar si queres vivir bajo este techo', fuimos a la obra y me pusieron con la carretilla llevando escombros al volquete. Enseguida empecé a sangrar de las manos y le dije a mi viejo 'me voy a jugar al fútbol, esto no es para mí'".

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia