Por la primer jornada del Grupo A de la Champions League, Real Madrid cayó 3-0 en su visita a Paris Saint-Germain en el Parque de los Príncipes y arrancó con el pie izquierdo su tercer defensa consecutiva en la competencia más prestigiosa del mundo. Ángel Di María fue una de las figuras del partido al convertir dos goles del conjunto parisino y Meunier, sobre la hora, puso el 3-0 definitivo. Leandro Paredes estuvo en el banco de suplentes.

En el primer tiempo, PSG fue una tromba. El conjunto parisino dominó la mayor parte de las acciones y estuvo fino en todas sus líneas. La primer polémica no tardó en llegar y fue a los 2’ cuando Pablo Sarabia quiso centrar dentro del área y la pelota le pego en la mano a Ferland Mendy, pero el árbitro optó por el siga, siga…

A la siguiente acción de peligro por parte de los locales contra el Real Madrid, fue gol. A los 13’ el español Juan Bernart fue hasta el fondo y tiró el pase atrás para Ángel Di María que definió de primera y de puntín al primer palo para vencer a Thibaut Courtois y así poner el 1-0 parcial.

Si bien no era sólido desde el juego, el conjunto español salió el búsqueda del empate y tuvo dos oportunidades claras, una con un remate de Eden Hazard desde fuera del área que se fue cerca del arco defendido por Keylor Navas y otro en los pies de Gareth Bale con un tiro libre que rosó el travesaño. Más allá de esto, a los de Zidane se les dificultó imponerse con la pelota en los pies.

Para crear un peor escenario para el Madrid, a los 32’ volvió a aparecer el Fideo Di María en toda si dimensión para sacar un remate desde fuera del área al poste bajo del golero belga y así poner el 2-0 en el Parque de los Príncipes y con ello el desconcierto de todo el elenco madridista, perdido en la cancha.

Dos minutos después, otra polémica se hizo presente en París: Bale, el más peligroso de la visita, hizo un gol de antología con jueguitos previos y una definición por arriba de Navas, pero el mismo fue anulado por el árbitro inglés que tuvo que acudir al VAR para ver que la pelota le dio en la mano al gales, por lo cual estuvo bien sancionado el tiro libre y la no convalidación del golazo.

Ya en el complemento, la supremacía del Paris Saint-Germain no fue tanto desde el juego, ya que el Real, obligado en ir a buscar el resultado, dominó la pelota pero careció de ideas para inquietar al arquero puertorriqueño y los locales, con muy poco trato de balón, supo crear situaciones y complicar al Madrid con un Di María encendidísimo.

Zidane movió las fichas sacando a la estrella Hazard, a James Rodriguez y Gareth Bale con los ingresos de Luka Jóvic, Lucas Vázquez y Vinicius Jr, pero el funcionamiento continuó siendo el mismo y la solidez defensiva que presentaron los dirigidos por Thomas Tuchel fue vital para contener los avances del Madrid, salvo un frentazo del Puma Benzema que se fue pegadito al palo. Pocas situaciones tuvo el francés, muy poco abastecido por sus compañeros.

Sobre el final, PSG puso la frutillita del postre con un golazo de Meunier que corrió de área a área para poner el 3-0 definitivo, desatar la fiesta en París y llenar de dudas a un Real Madrid que estuvo desconocido a lo largo de todo el trámite.

Así es como ahora el PSG lidera el grupo A con este triunfo y en la siguiente jornada deberá visitar al Galatasaray de Radamel Falcao en Turquía, mientras que el Real Madrid intentará revertir su imagen cuando reciba a a Club Brujas en el Santiago Bernabéu.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí