Como pasa todos los años, aquellos chicos que se van de viaje de egresados a Bariloche, en una de sus noches, tiene la ya reconocida fiesta de disfraces.

De manera risueña, un grupo de amigos decidió hacer algo muy particular: disfrazarse del Pelado Silva y ponerse la camiseta cada uno de ellos de un equipo distinto donde jugó el delantero. Sin dudas, lo mejor del día.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí