Las cábalas son una de las creencias más fuerte que pueden aparecer en la vida y mucho más en el fútbol.

Una de ellas marca que antes de jugar una final nunca se debe tocar la Copa, porque trae mala suerte.

Antes de comenzar el partido entre Flamengo y River, quien cometió ese error fue Gabigol, que al pasarle por al lado se animó a posar su mano. 

Artículo anteriorEl Atlético Madrid no lo aguantó
Artículo siguiente(VIDEO) ¿Era mano de De La Cruz y penal para Flamengo?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí