Entrevistas

"No se si se termina disfrutando jugar en Boca"

Matias Giménez habló en Crack Deportivo sobre su paso por Boca y los recuerdos que le traen. Además contó momentos vividos con Riquelme y su amistad con el 10.
lunes, 22 de junio de 2020 · 14:13

Entrevista a Matias Giménez en Crack Deportivo:

 

  • ¿Qué sacaste de tu paso por Boca?

 

"Saqué muchas enseñanzas, caí a un vestuario con mucha gente ganadora, me ayudó a desarrollar cosas que por ahí en Tigre no había vivido. Fui un privilegiado de compartir vestuario con grandes jugadores, aprender y disfrutar del mundo Boca, aunque se disfruta poco porque está la obligación de ganar siempre"

 

  • ¿Se disfruta estar en Boca?

 

"Uno dice que disfruta estar en Boca pero no se si es tan así, porque está la obligación de ganar, es un club que te cumple, te tiene al día, lo único que hace es tener la cabeza en jugar y conseguir los objetivos. Lo disfrutás cuando te vas a otro club, porque se extraña muchas cosas que en otros clubes no tenes"

Matias Gimenez recordó su paso por Boca

  • ¿Existe el famoso mundo Boca de verdad?

 

"Si existe, el peso de la camiseta cambia. Es un club que te obliga a ganar, existe el mundo Boca"

 

  • ¿Sos hincha de Boca?

 

"Si, desde muy chico, desde que nací en Misiones"

 

  • ¿Llegar al club que sos hincha es distinto?

 

"De chiquito siempre le decía a mis amigos en Misiones que iba a cumplir el sueño de jugar en Boca. El día que me toca firmar el contrato fue una locura, lo disfruté y lo extraño mucho"

 

  • ¿A quien tenías de ídolo?

 

"El Manteca Martínez, pero después verlo a Román como jugador era algo increíble, fui un privilegiado de compartir cancha con él. También con Palermo, Ibarra, Battaglia, Clemente, mucha gente que ganó mucho. Hoy en día están en el club y le están dando cosas positivas para que el club vuelva a ser lo que fue"

 

  • ¿Siguió la amistad con Román?

 

"Sigue la amistad con el máquina, igual uno trata de ser respetuoso, no me gusta ser cargoso, le mandé un mensajito para saber como anda, pero se que le debe sonar el teléfono constantemente por la función que hoy tiene en Boca, pero le tengo un cariño muy grande"

Matias Gimenez recordó su paso por Boca

  • ¿Como puede ser que no tuvo ni una mueca de alegría en la obtención del campeonato?

 

"Ahí no te va a demostrar nada, pero seguro se desahogó en el vestuario, porque Boca hacía mucho que no conseguía un título con su gente. Asumió y ya le dio una alegría al hincha, porque venía escaso, porque más allá que teníamos grandes planteles se estaba haciendo esquivo, entonces como que fue un desahogo lindo y más para él que fue el primer título como dirigente"

 

  • ¿Mucho asado?

 

"Si mucho asado, eso no podía faltar nunca. Aparte Juan nos contaba sus experiencias en Barcelona, Villarreal, miraba mucho fútbol, conoce a todos los jugadores. La verdad que uno se queda colgado y te llama la atención"

 

  • ¿Te sorprendió que sea mánager y no técnico?

 

"No, creo que con su mirada, porque fue un ganador sin dudas, en algún momento iba a estar metido en Boca, en algún lugarcito, para que a Boca le fuera bien"

 

  • ¿Le decís máquina?

 

"Si, porque él a todos le dice máquina, es un fenómeno?

 

  • ¿Te habías puesto en tu cabeza de querer volver a Boca?

 

"No me imagino a esta edad, lo disfruto del lado del hincha, espero que a Boca le vaya bien"

 

  • ¿Como hincha te dolió lo que pasó en Madrid?

 

"Yo creo que si Boca lo jugaba en la cancha de River, para mi ganaba la final. Después surgieron cosas y tal vez colegas no quisieron arriesgar, pero se tenía que jugar ahí. Fue rara la final, el primero bastante malo, pero es un partido único que tenes que estar concentrado los 95 minutos, se falló, no le echo la culpa a ningún jugador pero me sentí un poco triste porque para el hincha era importante, y siempre se va a recordar"

 

  • ¿El campeonato tapa lo que pasó?

 

"No, son cosas distintas"

 

  • ¿Sos de chicanear?

 

"No, cuando se ponen un poco pesados si. Tengo a mis hermanos que son gallinas. Mi hijo, me salió gallina, cuando fui a jugar a Paraguay me lo hicieron de River, llegó el abuelo y me lo durmió. Cuando lo vi con la camiseta, y bueno, que haga lo que quiera. Después lo llevé a la casa del Pity Martínez, Lucas Alario, con el que tengo una gran relación, el pendejo feliz, así que mientras disfrute del fútbol no me jode"

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia