Entrevistas

"Bielsa te hace recuperar el espíritud amateur que perdés siendo profesional"

Pablo Cavallero habló en Crack Deportivo sobre como fue tener a Marcelo Bielsa como entrenador por 8 años. Además recordó la eliminación del Mundial 2002.
jueves, 11 de junio de 2020 · 14:23

Entrevista a Pablo Cavallero en Crack Deportivo:

 

  • Repasando un poco tu carrera, ¿como fue tener a Bielsa?

 

"Fue algo magnífico, a nivel de aprendizaje, formativo, si te agarra en una época joven te da un aprendizaje inmenso. Te da la posibilidad que todos los conocimientos que te va dando lo chequees para que veas que dan resultado. Hoy en día se está utilizando la metodología que él usaba hace 20 años atrás, y ahí te das cuenta el estudio que tiene a nivel colectivo e individual para darte las cosas que vos vas a necesitar dentro de las situaciones que te genera el fútbol"

 

  • ¿En este fútbol argentino, ahora, encajaría?

 

"Todos los equipos quieren ganar y salir campeón, pero más allá de ese resultado que la alegría es inmensa y dura muy poco, porque la gente te pide salir devuelta campeón, en ese proceso el te va formando, va generando equipos competitivos y va despertando situaciones en los jugadores que quizás muchos técnicos no tienen la fortuna de ese don. Con él vas reconociendo cosas que tenes como jugador en tu gen interior que todavía no las pusiste a disposición de un equipo. Eso hace un valor agregado a cada jugador que lo tiene y por eso todos los jugadores resaltan el aprendizaje más allá de la exigencia del día a día"

 

  • ¿Entonces no entraría en este fútbol argentino actual?

 

"Yo creo que si, porque él rápidamente se adapta a las necesidades y virtudes que tiene un equipo, y lo hace competir. Hoy por hoy, está fijándose el equipo que dirige. Si vos elegís la figura de Bielsa tenes que saber las cosas que tenes que poner a disposición y no es que no permite la entrada de un dirigente, pero si lo tenes que dejar trabajar y vos tratar de solucionar las cosas que van surgiendo. Hay muchos clubes que la exigencia de los directivos es fuerte y por ahí no le da importancia, por eso él elige los lugares donde puede desarrollar todo lo que piensa que puede hacer mejorar al jugador"

 

  • ¿Heinze tiene cosas de él?

 

"Si tiene, igual todos los que hemos tenido a Marcelo en algún punto en común coincidimos. Después nos puede gustar distintas maneras de jugar, pero a la hora de entrenar, proyectar una semana, competir, creo que tenemos muchas cosas en común"

 

 

  • ¿Tenes algo puntual que te haya quedado de Bielsa?

 

"Si, Bielsa despierta el espíritud amateur que uno va perdiendo en el fútbol profesional, pero él te lleva a los inicios y rescata ese plus de valentía, esfuerzo, sacrificio, humildad, que te llevaron en su momento a ser un jugador reconocido. Después también el respeto y la admiración que tiene por todos por igual. Rescata mucho el esfuerzo del jugador en el entrenamiento, siempre se sabe que los tipos que son más talentosos son los que le esquivan un poco a entrenar con exigencia, porque saben que con el talento les alcanza, entonces el genera muchas palabras de motivación y esfuerzo, haciendo que el talentoso  termine corriendo, esforzándose, para recibir la palabra de elogio del entrenador"

Pablo Cavallero recordó como fue tener a Bielsa como entrenador

 

  • ¿Anécdota te acordás alguna?

 

"En el año 97, era el cumpleaños de un chico del club, nos fuimos a Ramos Mejia, iba manejando el auto de Mariano Armenteros, que hoy es gerente del fútbol de Vélez, el padre era el jefe de la custodia de Menem, y nos cruzaron el auto, nos tiraron cinco tiros, y uno me pegó a mi porque pensaban que el que manejaba era Mariano, pero era yo. Termino en el hospital y justo también venía de una operación de rodilla. Pasaron 10 días del tiro que me entró por la espalda y me pasó por el pecho, y 15 días de la operación de rodilla, entonces vuelvo a entrenar y claro, estaba super rengo. Empiezo a trotar y me llama Bielsa, digo ´me va a preguntar como estoy de la rodilla y del hombro´; me dice: ´¿usted que camioneta me compraría?´ Le contesto: ésta´. ´¿Por qué?´, me dice, por esto y esto, yo me comía las revistas de autos porque me encantaban. Bueno me dice, muchas gracias. Agarré, salí corriendo todo rengo, con el brazo como el Tata Brouwn en el Mundial, pero el tipo nunca me preguntó como estaba.

 

Tengo otra que me citó en la habitación, yo no había andado bien en el partido de Eliminatorias y me pregunta ´¿como está?´; bien le digo; entonces agarra y me contesta: ´no, usted no está bien´. ´Si Marcelo estoy bien, ¿por qué?´. Entonces tenía dos televisores y me pone en uno el gol y me dice: ´¿Qué le pasó en este gol?´. No, entró de esta manera el delantero, de frente, le queda para la zurda, le quiere pegar cruzado a la izquierda y cuando se le levanta le sale a mi derecha. Me mira y me dice: ´Vio que no está bien, porque cuando uno no está bien todo lo que piensa sale mal. Quédese tranquilo que esta noche va a jugar, vaya´"

 

  • Es el día de hoy que uno se pregunta ¿qué pasó en el mundial 2002? ¿Le encontrás explicación?

 

"Hay que pensar que entre las Eliminatorias y el principio del Mundial pasan 8 o 9 meses, y un mes en el fútbol es una locura. Llegamos con mucha ilusión, con una Eliminatoria que el equipo arrasó en todos los sentidos, pero nos dábamos cuenta que llegamos a destiempo con las fechas. Hacíamos fútbol y nos costaba muchísimo hacer buenas jugadas, estar sueltos, estar aceitados en movimientos de ataque y defensa. Me acuerdo que Bielsa hizo una charla días antes que arranque el mundial y con parábolas puso tres escalones diferentes, y nos dijo que algunos estábamos en este nivel, uno arriba, y otro más arriba, a nivel individual. Entonces los del medio y los de abajo teníamos que hacer un esfuerzo extremo para llegar a todos a la misma altura. Creo que eso nos pasó factura pasarnos de entrenamiento buscando eso. No tuvimos suerte y todo lo que se nos había dado en las Eliminatorias nos vino en contra y terminamos con la manos vacías con uno de los mejores equipos de las últimas selecciones"

 

  • ¿Qué te acordás de ese vestuario cuando nos quedamos afuera?

 

"Fue muy duro, porque había un grupo muy lindo, y hacía muchos años que estábamos juntos, habíamos vivido muchas situaciones buenas, difíciles, y la habíamos pasado todas. Pero cuando te quedás así es un palazo tan fuerte que entrás al vestuario y lo único que te da es impotencia, te largas a llorar. Lloramos todos, nunca me tocó vivir un vestuario como ese, desde el silencio hasta el llanto desgarrador desde adentro por la importencia de no poderlo creer. A veces pasan las cosas por algo, lo único que nos quedó era que dejamos todos, y a veces el fútbol te da esos cachetazos que lo hace tan lindo, porque nadie tiene la razón"

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia