El Rojo ganaba por 2-0 en Santa Fe, pero a falta de 5 minutos para el final del encuentro el árbitro sancionó penal para Unión, el cual Walter Bou cambiaría por gol y le devolvió la vida al Tatengue que lograría igualar el marcador en la última jugada del partido.

La polémica del encuentro surge en aquel mencionado tiro desde los doce pasos, el cual estuvo mal sancionado por parte del árbitro. Además durante el primer tiempo fue expulsado Fabricio Bustos, lateral de Independiente, en otra decisión errónea de la terna arbitral.

Al finalizar el encuentro, Fernando Berón se mostró enojado con el arbitraje y así lo expresó: “Del arbitraje no pienso opinar, está claro lo vieron todos ustedes. No voy a decir nada porque si yo hablo por ahí perjudico a Independiente” y concluyó el tema aclarando: “No es de hoy, Se viene con una seguidilla”.

Además destacó el trabajo que realizó el equipo en el campo de juego: “No se guardaron nada y trataron de hacer lo mejor. No fue un partido cómodo, pasaron muchas cosas. Tuvimos que poner jugadores en posiciones en donde sabemos que no es habitual”.

Por último palpitó el próximo encuentro del equipo frente a San Lorenzo: “El domingo se juega un clásico, la gente no está contenta. Es entendible. Nosotros tenemos que recuperar a los jugadores” mientras que por su situación actual aclaró: “Me dijeron que tenía que dar una mano en este momento y acá estoy. No pienso más adelante. En principio son estos seis partidos”.

Artículo anteriorSe te escapó en el final Rojo
Artículo siguienteEl campeón no aparece

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí