Luego de la eliminación en la Copa Argentina, Racing abrió la Superliga en el Cilindro ante Unión. La Academia no solo buscaba recomponerse del golpe que sufrió sino que además intentará lograr el bicampeonato. Por su parte el Tatengue, que viene de clasificar a la próxima Sudamericana, pretendía comenzar con el pie derecho.

A causa del rendimiento demostrado ante Boca Unidos, Eduardo Coudet decidía hacer algunos cambios en el equipo, entre ellos el ingreso de Jonatan Cristaldo por Darío Cvitanich. Justamente el Churry tenía antes de los 2 minutos la primera ocasión clara pero su definición, tras la asistencia de Lisandro López, se iba rozando el palo derecho de Sebastián Moyano.

A pesar de querer ser el mismo equipo que logró el campeonato, Racing conseguía tener la posesión de la pelota pero carecía de dinámica y cambio de ritmo en los metros finales para crear situaciones de riesgo. Por su parte Unión apostaba a salir de contragolpe y llegando a la primera media hora Yeimar Gómez Andrade estrellaba con remate de larga distancia en el palo izquierdo de Gabriel Arias. Mientras que en el rebote la visita pidió penal de Leandro Sigali a Franco Troyansky, que se preparaba para definir, pero sin dudar Nicolás Lamolina dejaba seguir.

En una primera parte sin muchas emociones, se fueron al entretiempo igualando 0 a 0. Para el complemento fue el Tatengue que comenzó con el dominio del juego por lo que el Chacho Coudet decidía meter a Walter Montoya, además de Diego González, para ser más punzante en los metros finales.

Más allá que con el correr del segundo tiempo la Academia se fue quedando con la posesión, le siguió faltando claridad en los metros finales para quedar mano a mano con Sebastián Moyano. A los 23 minutos se daba una nueva polémica, donde Lamolina no sancionaba penal a favor del local por mano de Yeimar Gómez Andrade, tras remate de Nery Domínguez. A pesar de esto los de Avellaneda siguieron buscando el arco rival pero no le podían entrar a los de Santa Fe.

Los ingresos de Montoya y del Pulpo González le dieron más verticalidad en los metros finales, donde el último cuarto de hora se vio lo más peligroso por parte de Racing. Aunque lo más riesgosos fueron remates de larga distancia. A pesar de una leve mejoría, los de Avellaneda y los de Santa Fe terminaron empatando 0 a 0 en un encuentro sin muchas emociones. Ahora por la segunda fecha la Academia tendrá que visitar a Vélez, mientras que el Tatengue recibirá a Defensa y Justicia.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí