El entrenador de River Marcelo Gallardo ya se estaba impacientando. Las lesiones de los defensores Javier Pinola y Fabrizio Angileri le dieron la razón al técnico cuando pidió a Paulo Díaz. El Muñeco pidió que los dirigentes hagan el esfuerzo y ya tiene a su único pedido en Buenos Aires tras llegar a un acuerdo con el Al Ahly de Arabia Saudita con el pago de 4.500.000 dólares por el 80 por ciento de su ficha.

El jugador se retiró del Aeropuerto de Ezeiza sin hablar con la prensa por recomendación del club Millonario y hoy se realizará la revisión médica para luego firmar su contrato con la institución por cuatro años. Con este único refuerzo sobre la mesa, River se retira del mercado con un saldo más que positivo ya que conservó a gran parte del plantel y contará con un jugador polifuncional para jugar en el mediocampo o en cualquier lugar de la defensa.

El futbolista podrá disputar los cuartos de final de la Copa Libertadores frente a Cerro Porteño, pero deberá salir un nombre de la lista de 30 jugadores del certamen continental. Podrían desaparecer de la nómina uno de los dos marcadores centrales juveniles como Kevin Sibille o Franco Paredes, este último ingresó para la serie ante Cruzeiro.

Tras la salida de Camilo Mayada, el nombre del zaguero central de 24 años empezó a sonar con fuerza en las oficinas del club en Núñez. Tras disputar tres partidos de la última Copa América jugada en Brasil con un total de 200 minutos sin convertir goles, el defensor trasandino a sabiendas de este interés se negó a regresar a la institución árabe de todas las maneras posibles y se siguió entrenando en las instalaciones del club Palestino de su país para llegar al cierre del mercado de pases como nuevo jugador de River.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí