Por la primera fecha del grupo A de los Juegos Panamericanos en Perú, la Selección argentina sub-23 enfrentó a su par de Ecuador en el Estadio Universidad de San Carlos. El conjunto juvenil derrotó 3 a 2 a los chicos ecuatorianos con dos goles de Adolfo Gaich y uno de Carlos Valenzuela.

El primer tiempo fue dominado por el equipo de Fernando Batista. Con mucho dominio en el campo rival, Argentina estuvo más cerca de romper el cero que el equipo ecuatoriano con muchas jugadores que lograron el tercer puesto en el Mundiel sub-20 en Polonia.

El partido pudo entrar en peligro para los pibes argentinos, ya que Nicolás González se fue expulsado por una criminal patada a la cabeza del arquero José Cevallos. Sin embargo, el combinado albiceleste creció y se encontró con los dos goles que le dieron la ventaja antes del entretiempo.

El primer surgió con una gran jugada de Adolfo Gaich, quien estuvo en soledad en ataque frente a la defensa ecuatoriana, pero el aguante y la corrida hacia el área rival permitieron que el delantero meta un centro atrás para Carlos Valenzuela y convierta el primer gol.

En el segundo, el asistidor se convirtió en goleador tras recibir un pase de Santiago Colombatto hacia la derecha, donde el juvenil de San Lorenzo metió un zapatazo seco contra el palo derecho del arco de Cevallos.

El comienzo del complemento fue desfavorable para el combinado argentino. Jordan Rezabala ponga el primer tanto ecuatoriano y darle más emoción al encuentro con el que Argentina.

Igualmente, minutos después volvió a aparecer Gaich para aprovechar los rebotes que le favorecieron a su pie derecho luego de un centro tras un córner. También, a favor de Argentina, el ecuatoriano Gustavo Vallecilla fue expulsado por roja directa.

Sobre el cierre, Anderson Naula dio suspenso al final del encuentro al marcar de cabeza el segundo tanto ecuatoriano. De todas formas, la victoria se quedó para el equipo de Batista en el debut panamericano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí