Mediante su cuenta de Instagram, la mujer del futbolista campeón del mundo con Italia en 2006 escribió: “¡Daddy is in da house! Welcome back. We misses you”. Claro, el jugador de 36 años volvió a ver a su familia tras tener el fin de semana libre con sus seres queridos.

Daniele De Rossi había sufrido una lesión que lo había dejado afuera de las canchas durante casi dos semanas, que desafecto al mediocampista de la primer semifinal ante River Plate. Cuando todo estaba dado para que ocupe el lugar del suspendido Nicolás Capaldo, se resintió de su lesión y ahora vuelve a estar en duda.

Su evolución es lenta y desde el cuerpo médico de Boca, aún no saben que certezas tienen para definir su presencia el 22 de octubre. Claramente, en el clásico ante Racing no estará. De no llegar a la revancha con River, Gustavo Alfaro deberá evaluar otras alternativas para suplantar a la segunda opción, que era la del europeo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí