Hace muy poquito, un jugador icónico para el fútbol argentino cumplió 20 años de carrera profesional. No fue sólo lo que logró en grandes clubes: Peñarol, Liverpool, Atlético, Espanyol y su amado Newell’s. También es el autor del penal que llevó a la Selección a su primer final de un Mundial en 24 años, en aquella semi ante Holanda en Brasil 2014.

Te puede interesar: “Maradona, es lejos, el mejor de toda la historia”

Futbolista completo, que puede jugar por varios sectores del mediocampo en adelante, se convirtió en ídolo de clubes en Europa. Aquello hace dudar: ¿cómo es que ninguna de las instituciones más trascendentes de la Argentina no quiso llevarse a Maxi? Ayer, en una conversación con Fox Sports, Rodríguez confirmó que las ofertas llegaron, pero la lealtad pudo más.

Te puede interesar: ¿Vuelve Icardi a la Selección?

“He hablado con dirigentes de ambos equipos, pero siempre tuve en claro que en Argentina sólo iba a jugar en Newell’s, desde chiquito. Pero no me reprocho no haber jugado en Boca y en River. Lo siento de esa manera y lo expreso así. Disfruto de jugar con la camiseta de Newell’s. Cuando volví de Peñarol, no quería ir a ningún otro equipo”, expresó el jugador de 38 años. ¡Eso es amor por los colores!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí