Boca venció por 2 a 0 a Atlético Paranaense y se metió en cuartos de final de la Copa Libertadores en una noche llena de emociones en la Bombonera. Nahitan Nandez, ya vendido al Cagliari, jugó su último partido con la camiseta del Xeneize y se despidió.

Antes de finalizar el encuentro, las cámaras mostraron la emoción del uruguayo, quien días atrás había reconocido: “No saben lo difícil que se me hace irme de acá”. Luego del pitazo final, desde las tribunas bajó el cántico “¡Uruguayo, uruguayo!” y Nandez se acercó a cada esquina de la cancha para saludar a los hinchas.

Brazos en altos, por momentos la mano en el escudo y con los ojos llenos de lágrimas, el volante se marchó, sin antes dejar su último gesto. Se sacó la camiseta antes de ingresar al túnel y se la dio a un pequeño hincha que estaba en la platea. Un hermoso recuerdo para ambos.

Por la venta, a Boca le quedan 14 millones limpios por el 70 por ciento del pase y un 10 ante una futura venta. Peñarol sólo cobrará derechos de formación, y el resto será para Pablo Betancur, su representante.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí