Si algo embellece aún más un deporte como el fútbol, es la parte en que lo ídolos traspasan las pantallas de tele y llegan sus admiradores. La historia de Joaquín es triste, pero entre tanta oscuridad, la pasión por su equipo y el gesto de quien admira, le va a sacar una sonrisa.

Joaquín, un nene de nueve años que perdió a parte de su familia y sufrió graves quemaduras a causa de un incendio en su casa, se encuentra internado en el Garrahan y enterados de su fanatismo por Boca y Esteban Andrada, iniciaron gestiones para darle un regalo al pequeño.

Jorge Cabañas, director del Instituto del Quemado, se comunicó con gente del Xeneize y la historia llegó a Jorge Lewkowic, miembro del Departamento de Relaciones Publicas de Boca. Desde ese momento se consiguió el buzo y la firma del arquero, además Andrada le grabó un video para enviarle palabras de aliento.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí