Luego de ganar las elecciones junto a Jorge Amor Ameal, Juan Román Riquelme ya comenzó a planificar el Boca 2020. Justamente una de las primeras decisiones que va a tomar el máximo ídolo será definir el reemplazante de Gustavo Alfaro, quien este domingo, tras la derrota contra Rosario Central en el Gigante de Arroyito, se despidió del plantel.

Te puede interesar: El primer no que recibió Riquelme

El gran sueño que tenía el electo vicepresidente segundo era tener el regreso de Carlos Bianchi y que tenga revancha de su último paso. Sin embargo, el propio Virrey le agradeció la propuesta pero le manifestó que su deseo no es volver a dirigir. A causa de esto, un nuevo ídolo y multicampeón en la década dorada empieza a tomar fuerza.

Te puede interesar: Nández busca club ¿vuelve a Boca?

Si bien lo acompañó en estas elecciones junto con Marcelo Delgado, Raúl Cascini y Jorge Bermúdez, Sebastián Battaglia aparece como alternativa para ser el nuevo entrenador de Boca. Justamente durante la campaña, Riquelme había señalado que el equipo necesitaba el sentido de pertenencia que posee el histórico mediocampista Xeneize.

Artículo anteriorEl primer no que recibió Riquelme
Artículo siguiente“Lo veo a Messi jugando en Argentina”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí