Luego del debut con esquivo en la Champions League, el Inter enfrentó en el Giuseppe Meazza al Milán en una nueva edición del Derby della Madonnina por la cuarta fecha de la Serie A. El Neroazzurro, que tuvo a Lautaro Martínez desde el arranque, buscaba el triunfo que le permita seguir en lo más alto del Calcio con puntaje perfecto. Por su parte el Rossoneri, que contó con Lucas Biglia y Mateo Musacchio, necesitaba los tres puntos para quedar como líder junto a la Juventus.

A comparación de temporadas pasadas, ambos se encontraron en un arranque ideal, donde tiene la ilusión de cortarle el dominio a la Juventus. Más allá que los dirigidos por Marco Giampaolo tuvieron más la posesión del balón, los de Antonio Conte fueron más peligrosos en el área. A pesar de una leve superioridad de la visita, en la que no estuvo fino en los metros finales, se fueron al entretiempo igualando sin goles.

Sin embargo las emociones llegaron en el arranque del complemento. Luego de varias ocasiones, a los 5 minutos, Sensi sacó un tiro libre rápido desde la izquierda para que Marcelo Brozovic convierta el 1 a 0 con un remate desde el borde del área. Más allá que en primer lugar el árbitro había sancionado fuera de juego de Lautaro Martínez, con la asistencia del VAR el Inter se ponía en ventaja.

La diferencia a su favor le dio más tranquilidad al Neroazzurro, que se quedó con el dominio a lo largo del segundo tiempo. Sin que el Milán reaccione del gol que sufrió, pasando los 30, Nicolo Barella desbordó por la izquierda para que en centro del área aparezca Romelu Lukaku marque el 2 a 0 de cabeza.

Sabiendo cerrar el derby, el Inter se llevó el triunfo por 2 a 0, que le permite seguir siendo el líder de la Seria A con 12 unidades y la próxima fecha recibirá a Lazio. Por su parte el Milán, con 7, visitará a Torino.

Artículo anteriorEl hincha de River que carga a Boca con una gorra muy particular
Artículo siguienteLe explotó una Granada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí