De cara a su debut en la Europa League, el Manchester United recibió en Old Trafford al Leicester City por la quinta fecha de la Premier League. Los Diablos Rojos, que tuvo entre los suplentes a Sergio Romero y que no contó entre los concentrados con Macos Rojos, buscaban el triunfo que le permitiera acercarse al líder Liverpool, que posee puntaje perfecto.

Sabiendo que no se podía seguir alejando de las primeras posiciones, los dirigidos por Ole Gunnar Solskjær salió desde el minuto uno a hacerse con el dominio del partido. El local no solo consiguió adueñarse de la posesión del balón y de las primeras ocasiones de riesgo, sino que además contó con la eficacia que no tuvo en otros partidos.

Cuando empezaba a acercarse a Kasper Schmeichel, el Manchester lograba romper el marcador a los 8 minutos, luego de que el árbitro sancione penal de Caglar Söyüncü a Marcus Rashford. Fue el propio inglés el que se hizo cargo y desde los doce pasos convirtió el 1 a 0. Parecía que la ventaja tempranera le iba a dar otro ingrediente al partido pero esto no ocurrió.

Más allá que el Leicester fue en búsqueda del empate, no tuvo las herramientas necesarias para emparejar el partido en la primera parte. A causa de esto, el United se fue al entretiempo ganando por la mínima, que lo iba a lograr mantener en el complemento. Si bien la visita creció en el juego y tuvo sus oportunidades, el local supo mantener lo logrado en el arranque del partido para llevarse el triunfo por 1 a 0.

La victoria le permite al Manchester quedar cuarto con ocho puntos, 7 menos que el líder Liverpool, y la próxima fecha tendrá que visitar al West Ham, aunque entresemana recibirá al Astana por la Europa League. Por su parte el Leicester, también con ocho, enfrentará al Tottenham.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí