El mercado de pases en Boca empieza a entrar en una fase decisiva porque este miércoles arrancará los octavos de final de la Copa Libertadores ante Atlético Paranaense y aún está buscando jugadores que puedan jugar por la zona izquierda del mediocampo, donde Boca no tiene un jugador que desequilibre o pueda jugar en el puesto de Nández ante una eventual venta al Cagliari de Italia. Sin embargo, hay un apuntado que puede ocupar esos lugares y se llama Franco Cervi.

El volante del Benfica fue compañero del tercer refuerzo de Boca Eduardo Salvio desde que llegó al club luso a mitad del 2016 y los medios portugueses ya adelantan que el Xeneize elevó una propuesta al equipo campeón de la Liga de aquel país con un préstamo por un año y una opción de compra por su pase.

El diario A Bola lo lleva a su tapa matutina y deja en claro que el entrenador de las Águilas Bruno Lage no lo tiene entre sus prioridades para la próxima temporada tras haberlo utilizado poco en el último semestre. Allí jugó 14 partidos y solo en tres encuentros completó los 90 minutos. Con esta realidad sobre la mesa, la dirigencia europea no descarta entablar una mesa de diálogo para encontrar una salida que deje conforme a las partes, aunque Boca no es el único interesado.

El Atalanta de Italia, equipo que clasificó a la Champions League de esta temporada, se mostró interesado en contar con el futbolista de 25 años, aunque aún no se ha hecho público si realizó una oferta por él. Desde la institución dueña del 90 por ciento de su ficha -el otro 10 pertenece a Rosario Central- saben que es muy difícil venderlo por la cláusula de rescisión de 80 millones de euros, pero ante una venta no aceptarán una oferta menor a los 10 millones.

Artículo anteriorEspera en Italia
Artículo siguienteSe desgarró Donatti

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí