En un clima caldeado de la gente con el propio Sebastián Beccacece, Independiente recibió en el Libertadores de América a Argentinos Juniors por la décima fecha de la Superliga. El Rojo, que venía de perder ante Vélez, buscaba el triunfo acercarse a los primeros lugares. Por su parte el Bicho, que arribaba de ganarle a Arsenal, necesitaba la victoria para alcanzar a Boca en la cima del campeonato.

Sabiendo de su necesidad que conseguir una regularidad en su idea de juego, los de Avellaneda se adueñaron de la posesión del balón a lo largo del primer tiempo. Más allá que fue superior en este aspecto, el local no supo cómo generarle riesgo a los de La Paternal, que se pararon en su propio terreno para salir de contragolpe.

A causa de su falta de claridad en los metros finales, donde sus delanteros no tuvieron participación peligrosa, Independiente en tan solo 45 minutos solo tuvo un remate sutil de Domingo Blanco y se quedó con uno menos por la polémica expulsión de Andrés Roa. Por su parte Argentinos, preocupado más en cortarle el circuito de juego al local, tuvo las más riesgosas con dos remates de larga distancia de Santiago Silva y Fausto Vera, que controló Martín Campaña. Sin muchas emociones, se fueron al entretiempo empatando 0 a 0.

El complemento fue un encuentro totalmente partido en mitad de cancha. No tanto por el Bicho, sino principalmente por el Rojo, que con más ganas que juego iba en búsqueda de la apertura del marcador. Siendo más claro con la pelota, la visita a los 4 minutos avisaba con un remate de Santiago Silva, mientras que el local respondía con una corrida de Cecilio Domínguez. Pero así como el paraguayo fue egoísta y tenía la posibilidad de dejar solo a Silvio Romero, pudo haber sido peor ya que, en la jugada siguiente, Francis Mac Allister tenía su chance.

Cometiendo los mismos errores que los encuentros anteriores, donde tiene la pelota pero no genera peligro con la misma, Independiente no pudo inquietar en toda la tarde a Lucas Chaves y lo terminó pagando en el final. A los 40 minutos, Nicolás Silva se asoció por el sector izquierdo del área con Elías Gómez, quien sacó un remate al primer palo y tras una floja respuesta de Martín Campaña convirtió el 1 a 0.

Aprovechando una de las pocas que tuvo, a pesar de haber jugado con un hombre demás en el segundo tiempo, Argentinos se quedó con el triunfo por 1 a 0 que le permite ser el líder de la Superliga junto con Boca con 21 unidades y la próxima fecha recibirá a Talleres. Por su parte Independiente, que finalizó con silbidos de su gente, se mantiene con 13 y visitará a Unión. Aunque antes se medirá con Lanús por la Copa Argentina que puede determinar el futuro de Sebastián Beccacece.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí