El arquero ex Lanús es uno de los pilares fundamentales del equipo que conduce Gustavo Alfaro. Gracias a él, el Xeneize está puntero en el campeonato y luego de ocho partidos en la Superliga Argentina, solo lograron marcarle un gol. En el Superclásico de ida ante River en el Monumental, no pudo hacer nada ante el penal de Borré y el tanto de Nacho Fernández, pero tuvo una actuación soberbia que le permite seguir soñando a Boca con remontar el martes.

El planteo más conservador y táctico del ex entrenador de Huracán generan que el guardameta toque más pelotas de lo deseado. Si bien los elogios hacia la solidez defensiva de su equipo eran constantes antes del encuentro con el Millonario, hoy está en duda su filosofía y probablemente deba cambiar algunas piezas si quiere convertir dos goles o más. Sin embargo, aún tiene un duelo más. Mañana a las 20:10 ante Racing, buscará continuar en la cima del torneo local y llevarse una victoria que le de el envión anímico necesario antes del gran partido.

En conversación con las redes sociales del Xeneize, Esteban Andrada dio sus sensaciones: “Estos días hemos trabajado muy bien, hay que aprovechar estos entrenamientos para no dejar nada al azar y tratar de llegar de la mejor manera hacia el partido del viernes y el 22 que va a ser fundamental para nosotros”.

“Uno tiene que dar la confianza de que cuando sale a la cancha va a hacer lo máximo para dejar bien a la institución, al equipo, porque es el convencimiento de uno. Lo mejor que le puede pasar a un jugador es jugar un clásico Boca-River, tengo una posibilidad y hay que aprovecharla al máximo”, declaró acerca de lo que se viene por Copa Libertadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí