En un momento Boca se había transformado en Pavón +10. Todo lo que el equipo en ese momento de Guillermo Barros Schelotto podía hacer en ataque, era desde los pies del 7 bravo.

Pero luego del Mundial su nivel cambió, bajó, y así fue como su figura en el equipo de la Ribera se fue desvaneciendo, a tal punto que tuvo que migrar del club. “En el último tiempo no me sentía bien e intentaba cambiar un poco de aire. Estaba como muy aturdido, la verdad que eso me jugó en contra”, dijo Kichan.

Además en charla con ESPN, dejó en claro que no le gustó la forma de irse de Boca: “Duele irse de esa manera porque no me despedí. Me fui mal, tendría que haber jugado el último partido en Boca, pero tomé otra decisión. Hasta el día de hoy me arrepiento, en mi cabeza tenía muchos quilombos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí