El Tano había llegado para más que solo disputar los partidos importantes con Boca. Las opiniones estaban diversificadas: algunos creían que su llegada a Argentina implicaba el cumplimiento de un sueño que, debido a su edad, le permitiría jugar menos de lo que todos esperaban. Otros pensaban que su liderazgo y calidad le permitirían ser inamovible. El futuro no les dio la razón a ninguno.

Te puede interesar: Boca, entre las potencias del mundo

Había comenzado jugando bastantes encuentros, pero una lesión en el isquiotibial derecho lo marginó de los duelos ante River por Copa Libertadores y varios clave por Superliga Argentina. Al ser más lo resonante de su llegada que su tiempo en el campo de juego, se esperaba que al finalizar la temporada se armase las valija rumbo a Italia. Pese a que las elecciones en el Xeneize que se producirán el 8 de diciembre, y en las que no está confirmado un triunfo del oficialismo que lo llevó al club, se quedaría en Boca.

El equipo que conduce Gustavo Alfaro -aunque su destino dependerá de las votaciones y de su posterior decisión personal- contaría con el mediocampista de 36 años por dos años más. Su nuevo contrato implica una ampliación hasta 2021, y las ganas de Daniele por ganar títulos y ser el referente del grupo están más fuertes que nunca. 

Te puede interesar: Palermo al borde de dejar Pachuca ¿Va a Boca?

A pesar de haber podido estar en sólo cinco cotejos, adentro del vestuario tiene la mejor relación con sus compañeros y se habría adaptado rápidamente, según cuenta el diario Olé, y el proyecto de Nicolás Burdisso para con su ex compañero implica aún más que su participación en el terreno de juego.

Artículo anterior(VIDEO) Derrota por nocaut para Migliore
Artículo siguiente(VIDEO) Otro triunfo contra Brasil

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí