Ya había sonado más de una vez, pero no le había dado la oportunidad. En esta ocasión, el presente lo llama. Después de caer 2-1 con Ferro en Caballito, Chicago quedó en el último lugar de la tabla de posiciones de la zona A, en la Primera Nacional. Hasta el momento, habiendo pasado seis fechas, sin perder ningún partido, y tiene cuatro puntos producto de igual cantidad de empates. Este pésimo momento ocular del banco de suplentes al Gato Esmerado, que está a punto de acordar su vinculación con Almagro.

Ahora, se produjo una sorpresa. En el Torito solo había tenido un paso por las divisiones inferiores, pero en su rol de futbolista. Tiempo después, otra de sus pasiones lo pulsó: en la zona de prensa, lo privó el micrófono y su distintivo grito de gol lo transformó en uno de los relatores con mayor renombre en la Argentina. Es toda una celebridad. En este caso, vamos a hablar de otro entrenador que no es el Diego, pero será seguido su paso por el ascenso. A Rodolfo de Paoli le llegó, por fin, la oportunidad de dirigir al conjunto de Mataderos.

A pesar de que su rostro como DT no es tan famosa, recientemente tuvo un pequeño paso por Real Pilar, equipo que milita en la Primera C. En aquel momento, el club que corría los riesgos de desafiliación fue salvado con Paoli al mando. Años anteriores, también supo tener cortos pasajes por equipos del ascenso. En este caso, le llega la oportunidad de dirigir en el profesionalismo. Y podría, tocar la guitarra más de un gol. Pero ya está acostumbrado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí