Con el antecedente de su detención en Paraguay aún fresco y con las semis con Boca en el horizonte, explicó que el grupo vive en una burbuja y así afrontan cada situación extrafutbolística que explota en el Mundo River. El uruguayo, había pasado un duro momento en Asunción.

“Lo que se habla puertas afuera no nos incomoda. Vivimos en una burbuja en la cual no entra ni sale nada de lo que sucede dentro del grupo, es lo que nos ha caracterizado en estos años”, explicó el uruguayo, a lo que sumó: “Nunca se nos rompió la burbuja, siempre estuvo todo bien puertas adentro y para afuera nunca salió nada”.

En la misma línea, De la Cruz explicó que encontró su modo de paz en el mundo de River Plate: “Encontré el apoyo de mis compañeros, el cuerpo técnico y la dirigencia. Son situaciones que pasan, cosas del pasado que hay que afrontarlas”. ¡Bastante simple!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí