Moreno: "Para parar a Messi hay que hacer un trabajo colectivo"

Venezuela se prepara para jugar ante Argentina por los cuartos de final de la Copa América y Junior Moreno, palpitó este encuentro. Aseguró que por más que esté Lionel Messi del otro lado, se tiene mucha fe y además, comentó que sería un sueño jugar en River.
martes, 25 de junio de 2019 · 13:56
Argentina logró despejar todas las dudas y avanzar en la Copa América. Ahora deberá enfrentar a Venezuela, y por más que las estadísticas sean ampliamente favorables para la Albiceleste, en los últimos enfrentamientos estuvo muy parejo en cuanto a juego. Es por esto que Junior Moreno, jugador de la Vinotinto, tiene fe de vencer al conjunto de Lionel Scaloni y habló sobre el rival que más atención le tienen que prestar, Lionel Messi: "Para parar a Messi hay que hacer un trabajo colectivo. Todos sabemos el jugador que es, las cualidades que tiene. Todos sabemos que es el mejor jugador de estos tiempos". Sobre los últimos partidos que jugaron ambas selecciones, recordó: "Hemos sacado buenos partidos, los últimos partidos hemos sido bastante ordenados en todas nuestras líneas, hemos sabido jugarles. En la Eliminatoria pasada tuvimos un empate en el estadio de River, después hicimos un amistoso en Madrid que obtuvimos la victoria. Es bueno recordar todo eso y prepararlo, pero son diferentes contextos, es por pasar a semifinales". Por otro lado, sobre el juego que puede desarrollar Argentina, Moreno admitió: "Tenemos que estar muy precavidos porque en cualquier desequilibrio que puedan tener nos pueden hacer daño. Va a pasar por lo que hagamos nosotros dentro de la cancha, el estar bien ordenados y aprovechar el funcionamiento y los espacios". Por último, el jugador en el DC United, contó que su papá jugó en San Lorenzo, su abuela es simpatizante de Huracán y sus hermanos son de Boca ¿Y él? Es hincha de River. Consultado por un posible llamado de Marcelo Gallardo, aseguró: "Sería un sueño hecho realidad jugar en River", equipo del que se reconoció como hincha. Además, contó una "interna" familiar con respecto al fanatismo por el fútbol argentino: su padre jugó en San Lorenzo, su abuela simpatiza por Huracán y sus hermanos son de Boca.