Los deseos de Maximiliano Meza para jugar en el Boca dirigido por Gustavo Alfaro deberán esperar un tiempo porque Rayados de Monterrey no quiere desprenderse de él a menos que Boca pague su cláusula de salida estimada en 20 millones de dólares, dinero que no tiene el Xeneize e irá a la carga por el jugador de la Selección Argentina Marcos Acuña.

El hombre que milita en el Sporting de Lisboa es seguido de cerca hace meses por la dirigencia de Boca y Alfaro pidió que hagan un esfuerzo económico hace un semestre para que llegue al club. Allí fue que Boca ofertó 16 millones de dólares por su llegada, pero el club portugués desechó el ofrecimiento.

Ahora, el valor del jugador tuvo un alza considerable en la Albiceleste por su buena participación en la Copa América y su cotización podría ser más alta de lo planeado, aunque la mayor duda radica en que si no ofrecieron una oferta millonaria por Meza, porque si volverían a desembolsar semejante fortuna por Acuña.

La negociación con los Rayados de Monterrey por el jugador con pasado en Independiente está por finalizar con un final triste para el Xeneize que ve escapar de sus manos a los refuerzos de primer nivel que tanto quiere para ser un claro candidato a ganar la Copa Libertadores.

A menos de un mes de los octavos de final ante Atlético Paranaense (24 y 31 de julio), el entrenador del Xeneize está muy disconforme porque solo cuenta como nuevo refuerzo a Alexis MacAllister y quiere tener las incorporaciones cuanto antes para empezar a preparar una llave crucial en el Mundo Boca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí