A horas de un nuevo cumpleaños, Diego Armando Maradona tuvo su propio regalo. No solo por el recibimiento y las ovaciones que recibió del Marcelo Bielsa, sino también por la goleada de Gimnasia por 4 a 0 ante Newell’s.

Después de la victoria, Pelusa no solo analizó el presente de su equipo sino que además se refirió a ser alternativa en el Xeneize para reemplazar a Gustavo Alfaro. Fiel a su estilo, sostuvo: “Aclaremos una cosa: el nombre mío en Boca sonó siempre. No pongamos cosas ahora que ya han pasado. Escuchar ‘Marado, marado’ cuando llego a la cancha es hermoso. No importa que me pongan en una grilla ahora”.

Continuando por la misma y sin que nadie lo mencione, El Diego avisó: “Lo que me sorprende es lo del Gringo Heinze, que no conoce el ‘Mundo Boca’, él conoce el ‘Mundo Newell’s’ y, sin embargo, está peleando para ser el entrenador”. Aunque le dio el visto bueno, por lo que agregó: “Lo único que puedo decir de Heinze es que es mi amigo y que es capaz de dirigir a Boca”.

Más allá de lo manifestado en la conferencia de prensa, Maradona, en la previa, le dejó un mensaje al hincha Leproso al revelar: “Estuve hablando con la gente del club y algún día nos veremos. No hablo por hablar. No quiero poner calientes a los de enfrente. Soy leproso y a mí no me compra nadie. Gracias por este amor. Voy a volver”.

Artículo anteriorLa emoción de Gallardo con su equipo
Artículo siguienteLa impresionante marca de Messi

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí