La defensa del bicampeonato arrancó de la mejor forma para el París Saint Germain que le ganó sin dificultades por 3-0 al Nimes Olympique. Sin Neymar entre los convocados, el triunfador tuvo a sus otros delanteros, Edinson Cavani y Kylian Mbappe, como las figuras del encuentro y la participación en el marcador del argentino Ángel Di María.

En medio de un dominio absoluto, el equipo de la capital convirtió el primer gol de la temporada con ayuda de la tecnología. Tras una mano accidental de Pablo Martínez, el árbitro del encuentro, Clément Turpin, fue llamado por el VAR y, tras revisar la acción, cobró penal para el local que cambió por gol el delantero uruguayo a los 23 minutos .

Los intentos del Nimes Olympique no fueron más que eso. La claridad fue una deuda pendiente que se profundizó con la desventaja en contra y cerró la primera parte sin llegadas al arco defendido por Alphonse Areola. Un escenario distinto al vigente campeón que tuvo acciones para ampliar el resultado, pero el guardameta Paul Bernardoni mantuvo la diferencia para irse al descanso por la mínima diferencia.

Sin embargo, el PSG tardó 10 minutos del complemento para convertir el segundo gol del encuentro en la única llegada al arco en varios minutos para los dirigidos por Thomas Tuchel. Tras un pase en largo cruzado, Marquinhos recepcionó la pelota dentro del área para desbordar por la izquierda e hizo un centro atrás a Mbappe que fusiló a Bernardoni para estirar la ventaja y arrancar de la mejor manera la defensa del bicampeonato.

Tiempo más tarde, Ángel Di María hizo su ingresó desde el banco de suplentes en lugar de Pablo Sarabia a los 18 minutos y solo seis después cambió por gol una asistencia magistral de Mbappe a Fideo que definió en soledad para empezar a transformar el resultado en una goleada categórica.

Después de este gol, el partido entró en una meseta con la comodidad del PSG en el resultado junto a la ventaja de tres goles y la pasividad del Nimes que veía pasar la pelota de un lado a otro sin poder vulnerar la última línea de su rival de turno. Con esta victoria, el equipo local sigue su andar victorioso y, tras ser campeón de la Supercopa de Francia frente al Rennes, logra sus tres primeros puntos en la Ligue 1.

En la próxima fecha, el equipo de la capital gala volverá a verse las caras el próximo domingo ante el Rennes mientras que el Nimes debutará en su propio estadio dentro de seis días contra Niza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí