El plantel de Gustavo Alfaro está armado luego del cierre del mercado de pases en Argentina. A pesar de los grandes refuerzos, el equipo tuvo algunas bajas sensibles y empezaron a cuidar lo que les quedó tras las salidas de Nahitan Nández, Cristian Pavón y Darío Benedetto.

En este caso, quien se sentó con los dirigentes fue Sebastián Villa. El extremo colombiano es uno de los más tenidos en cuenta por Alfaro y por eso tiene una mejora en el contrato que viene acompañada por una millonaria clausula de salida que equivale los 30 millones de dólares.

El atacante pudo haberse ido de Boca hace unos días al Real Betis de España, pero como el conjunto español no subió la oferta Villa sigue hasta el día de hoy en los plantes de Lechuga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí