Desde su reciente llegada a la Argentina no se entrenó con el conjunto de Avellaneda, sino que lo hace de manera personal con un entrenador. Su relación con los directivos de la academia no es la mejor y, por eso, ve su futuro en otro equipo.

Te puede interesar: El departamento millonario de Messi

“Tengo cuatro años de contrato pero es difícil la situación. Hay cosas de Argentina y por suerte también del exterior. Estoy esperando” aseguró el delantero sobre lo que será su próximo destino.

Te puede interesar: ¿Alejandro Domínguez es hincha de River?

Además de esto, niega todo tipo de contactos con los de Avellaneda: “No hablé con Milito ni con Coudet. La situación es difícil. Tampoco hablé con Zubeldia ni nadie del club”.

Artículo anteriorLanús le ganó a Racing y se suma a la cima
Artículo siguienteLa fuerte autocrítica de Pillud después de la derrota de Racing

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí