El ex futbolista de River y Banfield fue denunciado penalmente por una presunta agresión a dos mujeres en una fiesta en su casa. Las víctimas, de 20 y 24 años, son una modelo y una empresaria.

Una de las dos mujeres comentó que el ecuatoriano le quitó el celular a la fuerza luego de agredirla físicamente tras ingresar juntos al domicilio. Además, ambas aseguraron que el joven de 27 años intentó sobornarlas ofreciéndoles R$ 10000 para que no se acerquen a la prensa o a ningún organismo estatal.

La investigación de la Policía, que está contextualizada en el delito de violencia de género, todavía está en proceso y el futbolista ya se presentó junto a otras tres personas en el recinto policial, luego de haber jugado ayer el encuentro entre Atlético Mineiro, club en el que reside actualmente, y Botafogo.

Según comunicó el medio brasileño Globoesporte, el que se hizo eco de las declaraciones posteriores del futbolista fue el Teniente Tiago Nasser, quien relató la versión del jugador: “Notó que las dos mujeres estaban pasando un tiempo considerable en el baño durante la fiesta. Cuando le dijo a un invitado que fuera a averiguar lo que estaba ocurriendo dentro, este le dijo que ellas estaban consumiendo algún tipo de droga, por lo que les pidió encarecidamente que se fueran. Aparentemente tienen heridas leves”, confirmó el Teniente sobre la situación de las denunciantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí