Las declaraciones de Ricardo Caruso Lombardi siempre contribuyen al sinceramiento por sus formas y maneras. Incursionando en el Periodismo Deportivo el experimentado director técnico, se animó a postularse entre las alternativas de sustituir la banca de Juan Antonio Pizzi.

Si bien la impronta de Néstor Gorosito convence a buena parte de la dirigencia, Lombardi recuerda los resultados obtenidos, la salvación de descender, y el equipo formado previo a su partida.

“Los hinchas de San Lorenzo me agradecen lo del 2012 por la calle. Lo mismo me ocurre con muchos de distintos clubes, pero el legado que logre con ese plantel y la situación en la que estábamos me permitió armar un once que después Pizzi lo revitalizó. Esa vez me fui yo, no me echaron, hubo situaciones que eran ajenas a mis principios”, expresó el entrenador.

De asumir, Ricardo afronta el reto sin antecedentes: “No sería una revancha personal, lo único que puedo marcar son cosas puntuales que desgastaron mi estadía al frente del equipo. Con Marcelo Tinelli termine la relación en buenos términos”.

Concluyendo ese deseo, Lombardi confesó en diálogo con La Red: “Me fascinaría tener otra posibilidad. Es hermoso lo que pasa en ese club, la gente y los cantos, apenas son un fundamento para que exprese este sentimiento que caracteriza uno de los mejores momentos en el oficio”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí