El cruce de cuartos de final de la Copa Libertadores entre Cerro Porteño y River será muy especial para Juan Pablo Carrizo. El arquero del Ciclón paraguayo regresará a su “casa” después de ser uno de los protagonistas del descenso que sufrió el Millonario a la Primera B Nacional en el 2011.

Tras la victoria ante San Lorenzo por 2-1 que lo depositó en esta instancia del certamen, destacó lo que significa enfrentar al vigente campeón de América: “Para mí es un encuentro de emociones. River fue mi lugar. Me dieron la posibilidad de crecer como futbolista, donde viví cosas muy buenas, como también muy negativas. Para mí es el regreso a mi casa. A esa casa que me abrió las puertas al mundo”.

El jugador de 35 años expresó que el primer partido en el Estadio de River -la vuelta se jugará en Paraguay- será “muy importante, muy lindo”, pero declaró que, dentro de la cancha, el amor al club queda a un lado: “Una vez que pite el árbitro, nosotros debemos hacer el juego de Cerro y debemos traer el mejor resultado posible para después definirlo en casa”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí