Cuando llegó a Boca como mánager, Daniel Angelici sabía que las decisiones en el terreno futbolístico debían pasar por su decisión. La crisis había estallado. Guillermo se fue silbando bajito tras la derrota en Madrid y el Xeneize necesitaba volver a ser. El Tano quería al Turco Mohamed, de flojo paso por Celta de Vigo. El peso del viejo conocido pudo más: llegó al club de la Ribera Gustavo Alfaro, que venía de sacar agua de las piedras en Huracán y clasificarlo a la Copa Libertadores.

Varios meses después, el DT es mirado con lupa, y no precisamente por los resultados. Si bien Boca casi nunca pierde, acumula una valla invicta de casi diez partidos, y se muestra sólido en muchos sectores del campo de juego, el planteo con River en una de las últimas fechas de la Superliga dejó dudas sobre si ese era el camino para jugarle al equipo que mejor mueve la pelota en la Argentina.

Respaldando contundentemente a Alfaro, Nicolás Burdisso fue entrevistado por Marca: “Me gustó el convencimiento del equipo más allá de los planteos. Pueden ser ofensivos o defensivos pero el momento lo elige el entrenador. Lo que yo tengo que ver es si los jugadores siguen la idea, y lo hicieron en ese partido”.

“Somos el equipo que llegó a semifinales más ofensivo de toda la Copa Libertadores. No nos hacen goles y tenemos nuestro poderío. Estamos preparados”, comentó sobre los duelos Superclásicos que se vienen en el torneo continental. A su vez, explicó los movimientos de Boca en el mercado de pases y su rol como director deportivo: “Estoy muy contento no sólo por los jugadores de nombre, sino por jugadores de menos nombre que hemos estado luchando para traerlos. Alexis, Marcone, Lisandro López, ahora sólo hay que acompañar los procesos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí